Sistemas de tratamiento de aguas de lastre

26 de febrero de 2021

En el 2004, las Naciones Unidas reconocieron la transmisión de especies potencialmente invasivas, a través de las aguas de lastre de los buques, como una de las mayores amenazas para los océanos. La implementación de medidas que mitiguen el impacto de éstas en el medio ambiente, supone una previa planeación y preparación que permita cumplir con dichas regulaciones. En este artículo explicaremos cómo se debe iniciar la preparación para la instalación de sistemas de tratamiento de aguas de lastre, de la mano de un equipo de expertos de Astivik Shipyard.

El comité de protección del medio marino (MEPC) de la organización marítima internacional, en su sesión número 71 realizada en julio de 2017, pensando en mitigar el impacto en los océanos, acordó el cronograma de implementación de los sistemas de tratamiento de agua de lastre. A la fecha, cerca de 80 países han ratificado esta convención que entró en vigor desde 8 de septiembre de 2017.

La convención establece dos métodos para el manejo de aguas de lastre, el primero es el recambio de estas aguas, establecido en el estándar D1 y el segundo es el tratamiento de aguas de lastre D2. Este artículo expone algunos elementos relevantes de la regulación B3-D2 donde se explica la adopción de un sistema de tratamiento que cumpla con el estándar de desempeño D2; en este se establecen los límites viables de organismos y microbios al momento de la descarga por parte del buque.

A continuación, se identificarán algunos puntos importantes para determinar si una embarcación debe realizar la instalación del sistema de tratamiento de aguas de lastre.

Lo primero es conocer si la nave efectúa tránsito internacional y lo segundo, si está sujeta a la renovación del certificado internacional de prevención de contaminación por hidrocarburos (IOPP por sus siglas en inglés); de ser así, se debe pensar en realizar la instalación de un equipo de tratamiento de aguas de lastre en la embarcación, en la próxima renovación de IOPP antes del 8 de septiembre de 2022. También es importante saber si su capacidad de almacenamiento de aguas de lastre es superior a 1500 metros cúbicos.

En cuanto a nuevas construcciones, se debe resaltar que todos los buques construidos después del 8 de septiembre de 2017, deben tener instalado un equipo de tratamiento de aguas de lastre.

Actualmente, hay un gran desconocimiento con respecto a esta convención y muchos simplifican el cumplimiento de la regulación, al montaje de un equipo, pero realmente es mucho más que eso; es un proyecto que debe incluir un plan de manejo de aguas de lastre, la selección, montaje y operación de un equipo. Cabe aclarar que este proceso de selección requiere el desarrollo de una ingeniería que evalúe la disponibilidad del espacio en el buque para la correcta colocación de equipos y tuberías. El proceso es más complejo de lo que parece y una vez finalizada la instalación, el soporte del fabricante es fundamental, al momento de tomar la decisión final.

Para el desarrollo de un proyecto de este tipo, además de las fechas límites de implementación, es importante tener en cuenta que los tiempos de entrega de los equipos, dependiendo del fabricante, pueden tomar hasta 4 meses debido a que usualmente no están disponibles en almacenes, sino que son fabricados según la necesidad. También se debe definir si el proyecto será contratado llave en mano, o si por el contrario, se adquirirá el equipo con un fabricante, se desarrollará la ingeniería con un proveedor y la realización de la instalación, con otro proveedor o astillero; esta última opción presume un ahorro económico, sin embargo será muy importante que se determinen muy bien los roles, el alcance y las responsabilidades de las partes involucradas en el proceso.

Como dato adicional, muy a pesar de que Estados Unidos no es signataria de la convención de aguas de lastre, tiene sus propios requerimientos, por lo que si tus embarcaciones hacen ingreso a Estados Unidos deberás tenerlo en cuenta al momento de la implementación del sistema.

Existen varios tipos de tecnologías o sistemas aprobados para dar tratamiento a las aguas de lastre. Gracias a las ventajas que tienen en espacio, facilidad de instalación y costos de mantenimiento los equipos basados en radiación ultravioleta cada día están tomando más auge. Astivik Shipyard y Alfa Laval firmaron un acuerdo estratégico de cooperación para la promoción e instalación de sistemas de tratamiento de aguas de lastre. Para saber más acerca de este convenio y de proyectos de sistemas de tratamiento, visita el siguiente link https://astivik.com/aguas-de-lastre/

 

Si tienes alguna duda o un tema nuevo para nuestro blog, escríbeme a cmar@astivik.com

 

El autor, CRISTHIAN D. MAR GONZÁLEZ es ingeniero mecánico, especialista, con 13 años de experiencia en el sector marítimo y actualmente es Gerente de Desarrollo de Negocios de Astivik Shipyard.